Sobre el error patente y el abuso de derecho en operaciones comerciales

Siempre se ha dicho que la publicidad es contrato y que en consecuencia aquello que en un folleto comercial, en una oferta Web o donde sea que se nos anuncie es un compromiso en firme del comerciante en favor del consumidor que desee adquirir ese bien o servicio anunciado, y ello es así como gran norma general pero conozcamos algunas consideraciones al respecto.

Lo ofertado y anunciado es contrato, pero atención, no intentemos hacernos “los vivos” con ello y pretendamos hundir al comerciante o incluso aprovecharnos de un ataque informático que este haya sufrido (y le hayan modificado los precios en su escaparate Web por ejemplo) para arruinarle.

Hace un tiempo se dio el caso de un demandante que reclamaba que se le aplicase el precio de venta  que salía en la página Web de un determinado producto tecnológico de alta gama (pongamos un Smartphone que en el mercado se acerca a los mil Euros, y que en esa tienda virtual se vendía pongamos a diez Euros) y perdió el juicio. Veamos el porqué.

De entrada, el consumidor parece tener toda la razón, el entra en un sitio Web, ve un precio comercial sumamente interesante, y hace un pedido de cien o mil unidades pues el precio obviamente invita a ello. De entrada bien cierto es que lo anunciado es contrato vinculante y que el vendedor debería haber respetado ese precio, pero en este caso el tribunal que conoció del caso dictó en sentencia que ello no debía ser así, pues resultaba obvio que no se trataba de una praxis comercial que pretendiese engañar al consumidor por medio de ofrecer una oferta comercial luego falsa (pues ni tan siquiera era una oferta comercial razonable o creíble), sino que se trataba de un error patente no directamente provocado con dolo o mala intención por el comerciante ni perseguía engaño al consumidor.

Entendiendo además el tribunal que en este caso lo único que pretendía el demandante con la demanda no era una resolución judicial que dictase una justa solución a una situación comercial controvertida, sino que lo perseguido era un injusto beneficio en favor del demandante aprovechándose de un error patente e incurriendo en un claro abuso de Derecho.

2013-04-13 19 31 07
abogado especializado en herencias madrid.

Deja un comentario