Mil y una formas de ahorrar viajando

¿Quieres irte de viaje y llegar a casa incluso con dinero de vuelta? ¿Crees que es imposible? Pues sigue leyendo este artículo. Te damos un montón de ideas para que compruebes por ti mismo que se puede hacer realidad.

Mil y una formas de ahorrar viajando

1.Márcate un presupuesto y no te salgas de ahí. No te dejes llevar por estar de “vacaciones”. Intenta tirar de tarjeta lo menos posible y si lo haces lleva bien el control. Ve anotando por ejemplo lo que vas gastando con tarjeta en una libretita.

2.Mira antes de viajar los descuentos de espectáculos, museos, etc. a los que tienes pensado ir. Muchas veces, simplemente por elegir un horario menos típico, el día de la semana con menos visitas, etc. te cuesta más barato.

3.Pregunta siempre los bonos descuento de los autobuses intraurbanos. En casi todos los países los autobuses salen más baratos si compras un bono de 10 viajes que si pagas directamente. Estos bonos suelen venderse en estancos. kioscos, etc. Olvídate de taxis.

4.Alterna las comidas en restaurantes y algún parque público. En Europa por ejemplo, hay mucha tradición de comer picnic en parques públicos. Una alternativa económica y divertida.

5.Lleva siempre una mochila con agua, caramelos, barritas energéticas… muchas veces se aprovechan de los turistas y cobran un auténtico dineral por una simple botellita de agua.

6.No entres a ningún restaurante sin mirar los precios en la puerta. A tontas y a locas te pueden cobrar un auténtico dineral.

7.Antes de irte de viaje. Mira los precios de hoteles y hostales. Puedes hacerlo a través de un directorio profesional como http://www.pensionesbaratas.eu/. Hoy día hay mucha competencia y puedes encontrar muy buenos precios a golpe de ratón.

8.Compra los souvenirs justos, no te pases. En las tiendas de souvenirs los dependientes ¡Saben como enganchar!

Deja un comentario