Camaras espias, ¿dónde utilizarlas?

Un dispositivo de seguridad muy popular por su eficiencia son las videocámaras, un artefacto capaz de grabar imágenes en tiempo real y audio en muchas ocasiones, dependiendo del modelo y la capacidad, las camaras espias son uno de los tipos más utilizados, caracterizadas por su instalación invisible a la vista.

A diferencia de las grabadoras de vídeo convencionales que están a la vista de todos, las cámaras espías son de un tamaño reducido y vienen en diversidad de diseños, con la intención de ubicarlas en zonas pequeñas y disimuladas por otros artefactos. El diseño de una cámara regular ayuda a prevenir robos y a alertar a posibles delincuentes de la presencia de vigilancia, por su parte, una cámara oculta es perfecta para evaluar actividades y rendimiento de empleados o alumnos, incluso sirve para proteger algunas áreas delicadas de una empresa.

Ubicación de las cámaras espías

1.- Si se trata de una habitación se recomienda situar la cámara en un radio despertador o un radio cualquiera, en el mercado hay muchos modelos que tienen ese diseño para ocultar el producto.

2.- Si lo que buscas es tener una vista privilegiada de la zona donde grabar, las cortinas son un lugar perfecto para colocar el dispositivo, si bien se corre el riesgo de que pueda visualizarse, si se logra instalar de forma eficiente obtendremos una visual completa del lugar.

3.- La televisión es una de los lugares clásicos para camuflar una cámara oculta, puede acoplarse entre todos los equipos o colocarse sobre la pantalla y nadie se dará cuenta de su presencia.

4.- Un ordenador de escritorio es igual de efectivo y el dispositivo de grabación puede situarse en unos altavoces viejos o cualquier componente que forme parte del hardware del PC.

5.- Si quieres proteger tu coche o evaluar la actividad de un chofer durante la jornada de trabajo, hay infinidad de lugares con huecos y espacios adecuados para grabar en el interior de forma disimulada.

Deja un comentario