Abogados especialistas herencias testamentos sucesiones

Ninguna persona sabe qué le depara el futuro, el único destino de todo ser humano es la muerte, un pensamiento bastante tétrico pero no por eso irreal. Es por eso que existe una legislación especializada en sucesiones hereditarias, la cual regula las limitaciones de disposición del patrimonio que es recibido como herencia, son muchos los casos que se pueden presentar en este campo del derecho civil, por lo que es importante conocer las actuaciones de los abogados especialistas herencias testamentos sucesiones como el caso de LawBrokers.es experto en estas materias.

Actuaciones previas a la herencia

Lo más inteligente que puede hacer una persona es dejar las cuentas claras en cuanto a la repartición de la herencia, ¿Cómo puede hacerlo?, muy sencillo, presentando un testamento oficial donde se expresan las últimas voluntades del causante.

El testamento es un documento donde el testador define como será distribuido su patrimonio una vez fallezca, con la intención de evitar disputas familiares y dejar claro sus deseos con respecto al destino de sus bienes, siempre manteniéndose dentro de los límites legales para no perjudicar a ningún heredero legítimo.

El abogado en procesos de herencias

Cuando una persona muere, todos sus bienes y deudas deben ser heredados, existen dos tipos de herencia, testamentaria y abintestato:

Herencia testamentaria: Ocurre cuando el causante dejara en vida un testamento donde se establecen las disposiciones de la herencia, el abogado debe asegurarse de la veracidad del documento y proceder a la apertura del proceso hereditario.

Sucesión abintestato: Cuando no existe testamento, se debe recurrir a la ley, la cual establece un orden sucesorio, donde se da prioridad a la relación sanguínea que se tenía con el causante, y así poder determinar los herederos legítimos.

La actuación del abogado no solo es la de identificar los herederos, sino determinar el patrimonio hereditario y aconsejar a sus clientes sobre la aceptación del mismo, recordando que no solo se heredan los bienes sino también las deudas.

Deja un comentario